Los Tefilin: Conceptos

254

Los Tefilin

Conceptos acerca de Los Tefilin

Un principio fundamental filosófico en el Judaísmo es que el intelecto debe controlar las emociones. Existe una división que muchas veces confronta entre la mente y el corazón, entre lo intelectual y lo emocional. Además, es muy común que las emociones controlen la mente y el intelecto solo sea utilizado para proveer justificativos, excusas y racionalizaciones direccionadas.

Para esa coexistencia centrada en lo instintivo-emocional, la mitzvá del uso de Tefilín y su práctica facilita el logro de la unidad de la mente y el corazón;el intelecto y la emoción.

Muchas de las tristezas, penas y dolores en la vida podrían ser evitados si nosotros aprendemos esta importante lección, acerca de la aplicación de la mente y el corazón a nuestros problemas cotidianos. Tal completo balance constituye un primer paso para el camino de la auto-seguridad, esperanza, coraje, y paz interior; eternamente preciosos valores del alma que el judío debe desarrollar, para servir mejor a Di-s. Los tefilín cultivan y desarrollan esas maravillosas características, si son observados con un espíritu de auténtica reverencia.

El uso diario de los Tefilin es el ejercicio requerido para el desarrollo de la salud espiritual, de la misma manera que el ejercicio físico es requerido para la salud física. Comprender todo el significado de los tefilín es verlos como un gran privilegio.

Rabí Iehudá Halevi -Siglo XII- probablemente tenía en mente la lección de los tefilín al escribir: “La religión Divina (judaísmo) no nos obliga a llevar una vida ascética, sino que nos guía por el camino intermedio, equidistante de los extremos de tanto o tan poco. Permite el libre juego de toda facultad dada por Di-s tanto del cuerpo como del alma, dentro de límites constructivos diseñados por la Mano Divina. Pues en verdad cuando nos dedicamos a una facultad en medida excesiva nos alejamos de otra, y esto perturba la armonía que debe permear todo nuestro ser…”.

Rabí Samson Rafael Hirsch, un destacado Rabino del siglo XIX, dijo acerca de los Tefilin: “Una verdad, para que dé resultados, debe ser impresa en la mente y el corazón repetida y enfáticamente. Simplemente reconocer los principios esenciales de rectitud y amor no es suficiente para construir realmente tal vida… En adición entonces, las palabras y acciones simbólicas son necesarias así quedan fijadas indeleblemente en el alma, y preservadas de este modo para ustedes y para otros”.

BLOG NOVEDADES