Las Mezuzot – Cuidado y uso

331

Las mezuzot

El cuidado y uso de las Mezuzot

Para cuidar y proteger la mezuzá, deberás colocarla en una caja. Existe una gran variedad de cajas para mezuzá, desde económicas fabricadas en plástico, hasta porcelana artística o plata. Si estás colocando la mezuzá a la intemperie, asegúrate de comprar una caja resistente al agua.

Debido a humedades y al envejecimiento natural, las letras de una mezuzá pueden desvanecerse o romperse. Por esta razón, una mezuzá debería ser revisada dos veces cada siete años.

¿Qué puerta necesita una Mezuzá?

Hoy por hoy, la costumbre es poner una mezuzá en la mayoría de las puertas que la gente usa. Por lo tanto, el hogar judío tiene mezuzot en todas las puertas de entrada, en los dormitorios, en la terraza, el living, la sala de juegos, el garaje (si es usado para almacenar y no sólo para autos), el lavadero, otros ambientes, etc.

Una mezuzá debería ser revisada dos veces cada siete años.

El baño no lleva mezuzá. Armarios y otros lugares pequeños que no son suficientemente grandes como para desarrollar una actividad en ellos no necesitan mezuzá, aunque cabe aclarar que algunas autoridades las exigen de todos modos.

En Israel, todos los edificios públicos – oficinas gubernamentales, restaurantes, hoteles, etc. – tienen una mezuzá en cada puerta (exceptuando a los baños).

Cuando un judío y un no judío comparten una vivienda, si cada uno tiene designado un área o cuarto propio, entonces no se pone una mezuzá en la puerta de entrada proncipal (Ramó I.D: 286:1 con Piskei Teshuvá 3).

Cuando nos mudamos y nos vamos de una casa – y el ocupante siguiente también es judío – quitar las mezuzot se considera algo irrespetuoso. Pero dado que de por medio hay un costo importante (porque una casa podría tener muchas mezuzot), es apropiado que el nuevo ocupante pague las mezuzot, o que ofrezca colocar las suyas.

BLOG NOVEDADES